De lo “normal”, a lo extraordinario

De lo “normal”, a lo extraordinario

“No hay intentos fracasados, cuando ese “fracaso” lleva dosis de intentos” Por, Sandra E. Rivera Rubén, era un muchacho de unos 20 y tantos años, el niño, el adolescente normal, en sus travesuras e inquietudes, pero obediente, estudioso, aplicado, inteligente, nada...