EEUU: Diócesis no suspenderán misas con fieles pese a pedido del gobernador

Las cuatro diócesis católicas de Kentucky (Estados Unidos) decidieron no suspender las misas con fieles a pesar de la solicitud del gobernador demócrata, Andy Beshear, para que los servicios religiosos se celebren solo en línea hasta el 13 de diciembre.  

Beshear solicitó que las iglesias dejen de realizar el culto público para detener la propagación del coronavirus. Kentucky ha experimentado un aumento en el número de casos y muertes. Frente a ello, el gobernador expresó su preocupación de que los servicios de iglesias y eventos relacionados, pueda contribuir a la propagación.

A pesar de la solicitud, las misas públicas no se detendrán en Kentucky.

“En este momento, no suspenderemos las liturgias públicas, pero alentaremos a todos a actuar de manera responsable que respete la gravedad de esta pandemia y la salud y seguridad de todos”, dijo el arzobispo de Louisville, Mons. Joseph Kurtz, en un comunicado el 19 de noviembre.

Sin embargo, el cumplimiento del precepto dominical sigue suspendido en el Estado. Los católicos no tienen que asistir a misa los domingos si creen que es imprudente o inseguro hacerlo.

Mons, Kurtz dijo que sus hermanos obispos de Kentucky, las Diócesis de Owensboro, Covington y Lexington, tampoco suspenderían las misas públicas en este momento.

“Me uno a los otros tres obispos católicos de la Commonwealth de Kentucky para reconocer las difíciles circunstancias que el gobernador Beshear está tratando de evitar, y aprecio su preocupación por el bien común”, dijo Mons. Kurtz en el comunicado proporcionado a WRDB News.

“El aumento de casos de COVID-19 es ciertamente alarmante y presenta desafíos significativos”, dijo, y “reiteró la importancia” de seguir las pautas que habían sido establecidas previamente por las diócesis luego de la reanudación de las misas públicas.

“Nuestro compromiso de brindar la oportunidad de participar en las liturgias de la Iglesia de forma remota continuará, al igual que la dispensa de la obligación de asistir a Misa”, dijo el Prelado.