El Papa Francisco ora por las personas afectadas

por los incendios forestales de California 

Por Courtney Mares

Ciudad del Vaticano, 11 de octubre de 2020/10: 30 am (CNA) – El Papa Francisco expresó el domingo su preocupación por las personas que sufren los efectos de los incendios forestales en California y Suramérica.

“Me gustaría expresar mi cercanía a las poblaciones afectadas por los incendios que están devastando tantas regiones del planeta, así como a los voluntarios y bomberos que arriesgan su vida para extinguir los incendios”, dijo el Papa Francisco al final de su discurso del Ángelus el 11 de octubre.

“Pienso en la costa oeste de Estados Unidos, particularmente en California… Que el Señor sostenga a quienes están sufriendo las consecuencias de estas catástrofes”, agregó.

El incendio en el norte de California ha crecido hasta ser más grande que el estado de Rhode Island, según el departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California. El August Complex Fire se formó cuando cientos de incendios forestales individuales se fusionaron y crearon el primer gigafire de California.

Un gigafire es un incendio forestal que ha arrasado millones de acres de tierra. Al menos 31 personas han muerto en los incendios forestales de California, y los economistas del Instituto de Investigación de Política Económica de Stanford creen que los incendios forestales de este año en California podrían costar al menos $ 10 mil millones de dólares en daños.

El Papa dijo que también estaba orando por quienes sufren incendios forestales en las regiones centrales de América del Sur: el área del Pantanal, Paraguay, las orillas del río Paraná y Argentina.

La región del Pantanal, que se extiende desde el oeste de Brasil hasta partes de Bolivia y Paraguay es el humedal tropical más grande del mundo. Al menos el 22% de la llanura aluvial de la región se ha quemado por incendios forestales en 2020, según datos de la Universidad Federal de Río de Janeiro.

Los humedales de Argentina en la región del delta del río Paraná han sufrido algunos de los peores incendios forestales en 10 años, según la agencia de noticias Reuters. Los bajos niveles de agua en el río Paraná impulsaron la propagación de los incendios durante el verano.

“Muchos incendios son provocados por sequías persistentes, pero también existen los provocados por el hombre. Que el Señor … nos haga cuidadosos para preservar la creación”, dijo el Papa Francisco.