“Este es mi Hijo elegido; Escúchalo a él.”

by | Mar 15, 2022 | Apologética, Espiritualidad

“Este es mi Hijo elegido; Escúchalo a él.”

Después que la voz hubo hablado, Jesús fue encontrado solo.

Se callaron y no lo hicieron en ese momento.

contarle a nadie lo que había visto.

-Lucas 9:28b-36

ESCRITO POR: FR. HUGH BARBOUR, O. PRAEM.

¿Le tienes miedo a la oscuridad? ¿O tienes miedo a la luz? ¿Qué pasa si son de alguna manera la misma cosa?

Recuerdo, en el lejano 1985, cuando un abad francés nos llevó a mí y a un hermano de su abadía en Provenza a Roma. Tuvimos que pasar por bastantes túneles que la autostrada seguía por dentro y por debajo de las montañas. Cada vez que entrábamos en un túnel, a una velocidad vertiginosa, había un segundo de completa oscuridad. Si un automóvil se hubiera detenido frente a nosotros, o incluso si hubiera disminuido la velocidad, o si hubiera habido un atasco de tráfico, nos habríamos estrellado a toda velocidad. No había forma de ver, ya que no había tiempo para que los ojos se adaptaran.

El conductor de la mitra no parecía preocuparse por esto mientras yo me encogía en el asiento trasero, junto a otro sacerdote francés que estaba tan tranquilo como si hubiera trabajado en una vida anterior montando escopeta en el Grand Prix de France. Este terror se repitió en el extremo opuesto del túnel debido a la posición del sol ese día: cada entrada a la luz era más cegadora que la entrada a la oscuridad de la galería del túnel. Una cosa estaba clara: ese día estaba meditando sobre cómo uno puede ser cegado por la luz como por la oscuridad.

 De hecho, esto no es del todo cierto. Nuestros ojos están naturalmente preparados para adaptarse a cualquier luz disponible, de modo que incluso si la luz presente es solo un pequeño fotón, se registra en nuestras pupilas. El período de ajuste consiste en dejar que nuestros ojos vean de acuerdo con la luz que está disponible ahora, no de acuerdo con la impresión de la luz en la que acabamos de ver. Nuestros ojos están hechos para buscar la luz en la oscuridad. Cuando hay poca luz, no estamos ciegos; más bien sólo podemos ver lo que la pequeña luz presente puede iluminar. Pero siempre estamos viendo.

Sin embargo, cuando hay un exceso de luz, nuestros ojos no están tan bien preparados para ajustarse como lo están en la oscuridad. Pueden ajustarse un poco, pero en una luz deslumbrante nuestros ojos realmente no pueden ver. Estamos “cegados por la luz”.

Este es el susto de los apóstoles cuando entraron en la nube que era, según los Padres, una nube lucida, “una nube resplandeciente”.

Cuando nuestra tradición habla de las tinieblas en la oración, en la vida de fe y en el discernimiento de la voluntad y providencia de Dios, es de esto de lo que habla: del desconocimiento causado por un exceso de luz. Las verdades de la fe son demasiado brillantes, demasiado comprensibles en sí mismas, para que los débiles ojos de nuestra mente las vean. Esto es un consuelo. Significa que aquello hacia lo que tendemos en el mundo venidero ya ha comenzado y es realmente muy grande.

Pero en su mayor parte, este pasaje nos enseña lo que debemos hacer cuando somos alcanzados por este exceso de luz: espera, que pronto encontraremos solo a Jesús, y lo escucharemos como el Hijo amado del Padre.

Nuestra vida de oración rara vez se construye con experiencias extraordinarias. Consiste en escuchar la palabra de Dios y mirar a Jesús en la forma visible y no deslumbrante que nos da: como un niño en los brazos de María, en la cruz, y bajo los velos visibles del sacramento de su cuerpo.

Prosigamos pues nuestra Cuaresma con estos pensamientos en quietud y expectación de los grandes misterios que se cumplirán en la Iglesia en este tiempo santo.

Duplica tu poder en misa

Duplica tu poder en misa

ESCRITO POR: FR. HUGH BARBOUR, O. PRAEM. • ¿Qué significa que se ofrezca una Misa por una intención especial? Para empezar, ayudará a explicar para qué sirve la Misa. La finalidad de la santa Misa es aplicar los efectos de la pasión salvífica del Señor, que tuvo lugar...

Lo más actual

Duplica tu poder en misa

Duplica tu poder en misa

ESCRITO POR: FR. HUGH BARBOUR, O. PRAEM. • ¿Qué significa que se ofrezca una Misa por una intención especial? Para empezar, ayudará a explicar para qué sirve la Misa. La finalidad de la santa Misa es aplicar los efectos de la pasión salvífica del Señor, que tuvo lugar...

V Domingo de Pascua

V Domingo de Pascua

Primera Lectura Hch 14, 21b-27 En aquellos días, volvieron Pablo y Bernabé a Listra, Iconio y Antioquía, y ahí animaban a los discípulos y los exhortaban a perseverar en la fe, diciéndoles que hay que pasar por muchas tribulaciones para entrar en el Reino de Dios. En...