Jesús irrazonable

by | Sep 10, 2022 | Espiritualidad, Evangelio

A veces puede parecer que Jesús no está siendo razonable. Pero malinterpretaremos sus palabras si no reconocemos lo que realmente está diciendo.

ESCRITO POR: CHRISTOPHER KACZOR •

Parecería como si algunas de las enseñanzas de Jesús no fueran razonables. Considere, por ejemplo, que Jesús dice: “Si tu mano o tu pie te hace tropezar, córtalo y tíralo. Mejor te es entrar en la vida manco o lisiado, que teniendo dos manos o dos pies ser arrojado al fuego eterno” (Mat. 18:8). Si tomáramos en serio esta enseñanza, casi todos nos mutilaríamos.

Aunque esta enseñanza de Jesús parece irrazonable si se entiende de una manera simplista y despreocupada, es esta interpretación la que es irrazonable, no lo que Jesús quiso decir. En este pasaje, Jesús está usando lenguaje hiperbólico: una exageración deliberada para hacer un punto. Todavía hacemos esto hoy. Un hombre podría decirle a su amigo: “Mi esposa me va a matar cuando llegue a casa tan tarde”. El esposo en realidad no quiere decir que su esposa es una asesina y que él estará en la morgue al día siguiente. Más bien, está usando un lenguaje colorido y memorable para señalar que su esposa estará extremadamente enojada con él.

Entonces, ¿qué quiere decir Jesús cuando dice: “Si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y tíralo lejos. mejor te es entrar en la vida manco o lisiado que tener dos manos o dos pies y ser arrojado al fuego eterno” (Mateo 18:8)? Cristo está enfatizando la importancia vital de alejarse del pecado y abrazar una vida de amor a Dios y al prójimo. El pecado es como el cáncer. Nos daña, impide nuestro funcionamiento y, si no se trata, puede matarnos. Si tenemos cáncer, es completamente tonto no tratar de eliminar la enfermedad. Es posible que tengamos que recibir tratamientos de radiación. Es posible que tengamos que recibir quimioterapia. Es posible que tengamos que someternos a una cirugía para extirpar los tumores. Pero todos estos tratamientos, incluso los dolorosos y difíciles, valen la pena si eliminan lo que está causando nuestro sufrimiento y lo que amenaza con matarnos.

Así también con el pecado. Si no se trata, puede matar nuestra relación con Dios, nuestras relaciones con los demás e incluso nuestras relaciones con nosotros mismos. El pecado puede llevarnos a odiar a Dios, odiar a otras personas y odiarnos a nosotros mismos. Cuando este odio es completo y dura para siempre, esa es la condición conocida como infierno. Porque Jesús nos ama, quiere que nos curemos; Él quiere que tengamos amor en nuestras vidas. Así como el buen médico odia el cáncer, Jesús, el médico, odia el cáncer del pecado y nos advierte en un lenguaje vívido y memorable que nos deshagamos del pecado.

Otra enseñanza de Jesús que algunas personas piensan que no es razonable es cuando Jesús dice: “Si alguno viene a mí y no odia al padre y a la madre, a la mujer y a los hijos, a los hermanos y hermanas, sí, incluso a su propia vida, tal persona no puede ser mi discípulo” (Lucas 14:26). Aquí también Jesús está usando una exageración deliberada para hacer que su punto sea más memorable. Jesús nos llama a amar a todos, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, judíos y gentiles, ricos y pobres. Si estamos llamados a amar a todos, estamos llamados a amar a nuestra propia familia. En este pasaje, Jesús está señalando el orden apropiado del amor. Debemos amar a Dios más de lo que amamos incluso a nuestra familia.

Si amáramos a alguien más que a Dios, entonces tendríamos un amor desordenado. Si tratara a mi esposa como si fuera Dios, fallaría en amarla apropiadamente y también fallaría en amar apropiadamente a Dios. No la amaría apropiadamente porque no apreciaría la persona de carne y hueso que es. Asimismo, si la tratara como si fuera la reina de Inglaterra, fracasaría en mi amor porque mi amor por ella no estaría basado en la realidad, sino en una ilusión y una mentira. Mi relación con ella sería gravemente distorsionada. Si trato a mi esposa como si fuera Dios, también dejaría de amar a Dios correctamente, porque estaría creando un ídolo para reemplazar a Dios.

Entonces, las palabras de Jesús se malinterpretan si no reconocemos la exageración deliberada que Jesús está usando. Él quiere que amemos a todas las personas, incluyendo a nuestra familia. Pero no quiere que amemos a nadie, ni siquiera a nuestra familia, como si esa persona fuera Dios.

Para que podamos aprovechar las Escrituras más plenamente, Dios nos dio no solo la Biblia, sino también un intérprete confiable de la Biblia. Sin un intérprete de la revelación tan confiable y autorizado, la revelación sería anulada porque se multiplicarían las interpretaciones contradictorias y engañosas. En palabras del Catecismo, “La Sagrada Escritura debe ser leída e interpretada a la luz del mismo Espíritu por el cual fue escrita” (111), el Espíritu que anima y protege “la Tradición viva de toda la Iglesia” (113) . De lo contrario, es una “letra muerta”, y puede llevarnos a interpretaciones falsas e irrazonables de las enseñanzas de Cristo. Pero la guía de la Iglesia nos mostrará su verdadero significado.

 

Adviento

Adviento

El Adviento, según el uso actual, comienza con el domingo más cercano a la fiesta de San Andrés. ¿Qué es el Adviento? Adviento es mejor conocido como el período en el calendario de la Iglesia antes de Navidad, que dura aproximadamente un mes. Adviento (Lat. ad-venio,...

Dobbs salva vidas

Dobbs salva vidas

ESCRITO POR: TRENT HORN • Una afirmación común entre los defensores del aborto legal es que prohibir el aborto no hace nada para reducir las tasas de aborto. La autora católica Rebecca Bratten Weiss hace uno de esos argumentos en un artículo de mayo de 2022 lamentando...

Lo más actual

Adviento

Adviento

El Adviento, según el uso actual, comienza con el domingo más cercano a la fiesta de San Andrés. ¿Qué es el Adviento? Adviento es mejor conocido como el período en el calendario de la Iglesia antes de Navidad, que dura aproximadamente un mes. Adviento (Lat. ad-venio,...

Dobbs salva vidas

Dobbs salva vidas

ESCRITO POR: TRENT HORN • Una afirmación común entre los defensores del aborto legal es que prohibir el aborto no hace nada para reducir las tasas de aborto. La autora católica Rebecca Bratten Weiss hace uno de esos argumentos en un artículo de mayo de 2022 lamentando...