Por: Catholic.net

 

 Te proponemos 7 pilares de formación sobre cuales todo cristiano debería edificar su fe

Ser católico es más que pertenecer a una religión. Consiste en ser discípulo de Cristo en constante formación. Por eso te proponemos 7 pilares de formación sobre los cuales todo cristiano debería edificar su fe:

La confesión

Es el sacramento mediante el cual Dios nos perdona los pecados cometidos después del bautismo y con el que recuperamos la vida de gracia, es decir, la amistad con Dios. Es la gran oportunidad que tenemos para acercarnos de nuevo a Dios que es nuestra verdadera felicidad.

La oración

La oración es a la vez algo fácil y difícil. Fácil porque hablar con Dios es algo que podemos hacer en cualquier momento, prácticamente en cualquier circunstancia. Y es difícil porque a veces no sabemos exactamente qué es hacer oración, porque las ocupaciones diarias nos absorben o simplemente porque hay una gran resistencia a sentarse un rato para hablar con Dios.

Eucaristía

La Eucaristía es el sacrificio mismo del Cuerpo y de la Sangre del Señor Jesús, que Él instituyó para perpetuar en los siglos, hasta su segunda venida, el sacrificio de la Cruz, confiando así a la Iglesia el memorial de su muerte y resurrección. Es tan importante recibir el motor que mueve nuestra fe y nuestro Espíritu. Se trata de alimentarnos del cuerpo y la sangre de Jesús y hacerlo parte de nosotros para llevarlo a los demás.

Las escrituras

La Santa Biblia es tan importante como Dios, pues es palabra de Dios. Hoy día en muchas familias católicas encontramos la Biblia como el libro sagrado de la casa. Ojalá que pronto llegue el día que cada católico sea un asiduo lector de la Escritura Sagrada.

Ayuno

Ayunar significa empobrecer el alma, rehusar su subsistencia por medio de abstenerse de alimento. El ayuno en las escrituras descansa sobre la verdadera auto-humillación y penitencia. El ayuno es el método de Dios para subyugar el alma carnal bajo la soberanía de su Espíritu. El ayuno es un acto de expresar y demostrar pena por el pecado, es una expresión externa de la pena y dolor interno por el pecado.

Rosario

¡Cuántas personas han logrado verse libres de pecados y de malas costumbres al dedicarse a rezar con devoción el santo rosario! ¡Cuántos hay que desde que están rezando el rosario a la Virgen María han notado como su vida ha mejorado notoriamente en virtudes y en buenas obras! Son muchísimos los que por haber rezado con toda fe su rosario lograron obtener una buena y santa muerte y ahora gozan para siempre en el cielo.

Lectura espiritual

La lectura espiritual nos fortalece el espíritu de iglesia, así como la voluntad de siempre buscar la santidad. A veces al conocer el testimonio de otros hermanos, nos motivamos a replantear muchas cosas en nuestra vida y nos ayuda a profundizar en el autoconocimiento.