Papa Francisco telefonea a sacerdote para felicitarle por reflexión sobre la Navidad 

(ACI Prensa) – El Papa Francisco llamó por teléfono al P. Javier Leoz, párroco de San Lorenzo, Pamplona (España) después de leer una de sus reflexiones sobre la Navidad.

La llamada se produjo el pasado sábado 7 de noviembre, a las 16.31 de la tarde y después de varios intentos del Papa Francisco de comunicar con el sacerdote, quien no respondía al teléfono al mostrarse la llamada como «número oculto», según relata el párroco de San Lorenzo, en donde se encuentra la capilla de San Fermín, copatrón de Navarra.

“Cuando he descolgado casi me sale el corazón del pecho. Cuál ha sido mi emoción al descubrir que al otro lado estaba ni más ni menos que el Papa Francisco para decirme que había llegado a sus manos un texto que escribí hace unos días titulado “¿Qué no habrá Navidad?”, explicó el P. Leoz a Diario de Navarra.

En la conversación el Papa Francisco señaló que estas Navidades serán “más purificadas”, alejadas de la “cultura del consumismo que desfiguró bastante la Navidad”, también felicitó al sacerdote por su modo de pensar y pidió que transmitiera a los fieles de la parroquia sus bendiciones.

“Yo le he dicho que rezaremos muy especialmente por él en todas las misas y que se anime a venir a España y al Castillo de Javier”, aseguró el sacerdote al diario Navarra.com.

Además, el Papa aseguró al sacerdote que como Obispo de Roma es frecuente que llame a los sacerdotes.

En la reflexión, el P. Leoz explicaba que este año la Navidad será “más silenciosa y con más profundidad. Más parecida a la primera en la que Jesús nació en soledad. Sin muchas luces en la tierra pero con la de la estrella de Belén destellando rutas de vida en su inmensidad. Sin cortejos reales colosales pero con la humildad de sentirnos pastores y zagales buscando la Verdad. Sin grandes mesas y con amargas ausencias pero con la presencia de un Dios que todo lo llenará”, destacó.

En este año la Navidad se celebrará “sin las calles a rebosar pero con el corazón enardecido por el que está por llegar. Sin ruidos ni verbenas, reclamos ni estampidas… pero viviendo el Misterio sin miedo al «covid-herodes» que pretende quitarnos hasta el sueño de esperar.

Habrá Navidad porque DIOS está de nuestro lado y comparte, como Cristo lo hizo en un pesebre, nuestra pobreza, prueba, llanto, angustia y orfandad. Habrá Navidad porque necesitamos una luz divina en medio de tanta oscuridad”, insistió.

Además subrayó que el “Covid19 nunca podrá llegar al corazón ni al alma
de los que en el cielo ponen su esperanza y su alto ideal.

¡HABRÁ NAVIDAD! ¡CANTAREMOS VILLANCICOS! !DIOS NACERÁ Y NOS TRAERÁ LIBERTAD!”.