La multinacional estadounidense que promueve el aborto, Planned Parenthood apoyará de manera oficial al candidato del Partido Demócrata a la Presidencia del país norteamericano, Joe Biden, ex vicepresidente de Barack Obama.

Biden ha sido un defensor de esta práctica que atenta contra la vida de seres indefensos, incluso minutos antes de nacer. El candidato se refiere al aborto como sanidad y en recientes declaraciones manifestó que el supuesto derecho a la sanidad no depende de la raza, genero, renta o código postal: “Como presidente haré todo lo que esté en mi mano para ampliar la sanidad barata para las mujeres”.

Y añadió que protegerá el “derecho constitucional” de las mujeres a elegir, y dijo sentirse orgulloso de participar “en esta lucha”.

La posición de Biden es algo que preocupa a la comunidad católica estadounidense ante un posible escenario gubernamental para el próximo periodo presidencial, porque además acabar con una vida que se empieza a formar no es un derecho, ni mucho menos, debe financiarse con dinero del Estado.