Registran nuevos ataques contra imágenes de la Virgen y de Jesús en un fin de semana 

(ACI Prensa) – A inicios de semana, dos estatuas de la Virgen y una de Jesús fueron dañadas en dos parroquias de Estados Unidos, el último de numerosos actos de vandalismo contra iglesias e imágenes católicas este año.

La policía de la ciudad de Nueva York está investigando un ataque contra una estatua de María fuera de la Iglesia Católica Resurrection en el vecindario de Brooklyn de Marine Park, que se cree tuvo lugar durante la noche del domingo 18 de octubre.

El canal de noticias ABC7 informó que un feligrés que se acercó a la estatua para orar el lunes por la mañana notó que la mano izquierda de la Virgen estaba cortada y descubrió una gran grieta en la cabeza de la estatua.

La iglesia no tiene actualmente un sistema de cámaras de seguridad, pero señaló a ABC7 que planean instalar uno. Los sospechosos aún están prófugos.

El mismo fin de semana, un grupo de desconocidos derribó una estatua de María y una de Jesús frente a la Iglesia Católica St. Germaine en Prescott Valley, Arizona.

Este 20 de octubre, el Departamento de Policía señaló que la estatua de Cristo no sufrió ningún daño, pero el costo estimado para reparar o reemplazar la estatua de María es de más de mil dólares.

Los medios locales indicaron que la policía está ofreciendo 300 dólares a cualquier persona que tenga información sobre los desconocidos.

Estos actos de vandalismo son los más recientes de una ola de ataques contra imágenes e iglesias católicas en los Estados Unidos a lo largo de 2020.

Actos vandálicos en otros estados

El 11 de julio, según los informes, un hombre en Florida fue arrestado después de que admitió haber estrellado una minivan en la iglesia católica Queen of Peace en Ocala y luego haberla incendiado mientras los fieles se encontraban dentro.

El mismo día, una estatua de la Santísima Virgen María fue atacada y decapitada en una parroquia en Chattanooga, Tennessee. Tres días después, desconocidos decapitaron una estatua de Cristo fuera de la iglesia Católica Good Shepherd, en el suroeste del condado de Miami-Dade.

En la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Bloomingburg, Nueva York, un monumento a los niños no nacidos abortados fue derribado durante el fin de semana del 18 de julio.

En septiembre, desconocidos derribaron una estatua de Santa Teresa en las afueras de la parroquia católica St. Therese of the Child Jesus en Midvale, Utah.

Más tarde, ese mismo mes, un hombre fue acusado de romper una estatua de Cristo de 90 años que se encontraba dentro de la catedral de St. Patrick en El Paso, Texas.