Santuario de la patrona de causas imposibles lanza campaña de oración en el Líbano

Por Courtney Mares

Roma (CNA) – La Basílica de Santa Rita, la santa patrona de las causas imposibles, está lanzando una iniciativa de oración de siete meses por el Líbano mientras el país enfrenta una crisis económica y política sin precedentes.
“En oración con Santa Rita por el Líbano” comenzará en la ciudad italiana de Cascia con una misa en la tumba de Santa Rita el 22 de octubre a las 5 pm hora local (6 pm en Beirut) y se transmitirá en vivo.
“Queremos llevar el consuelo, la cercanía y, sobre todo, la esperanza de Santa Rita a los hogares de cada devoto en el Líbano, llegando incluso a aquellos que no pueden moverse y están experimentando dificultades”, dijo el p. Luciano De Michieli, rector de la Basílica de Santa Rita, al anunciar la iniciativa.
Se ofrecerán misas según la liturgia de la Iglesia maronita del Líbano una vez al mes en el santuario hasta la fiesta de Santa Rita el 22 de mayo de 2021. Al final de cada misa, se hará una oración para encomendar el Líbano a Santa Rita.
Los católicos libaneses tienen una gran devoción por Santa Rita, la santa estigmatizada italiana del siglo XIV que abrazó el sufrimiento con caridad. Las monjas del Monasterio de Santa Rita en Casia han ofrecido un rosario por el pueblo libanés todos los días durante los últimos 20 años, según el rector de la basílica.
Un país convulsionado
El 16 de octubre marcó un año desde que comenzaron las protestas masivas en el Líbano exigiendo el fin de la corrupción gubernamental y la mala gestión financiera. El colapso económico del país solo se ha acelerado desde entonces con la propagación de la pandemia, el alto desempleo y la devastadora explosión en Beirut que mató a más de 200 personas y dejó a miles sin hogar el 4 de agosto.
Los políticos del Líbano hasta ahora no han logrado formar un nuevo gobierno mientras enfrentan esta emergencia. El cardenal Bechara Boutros Rai, el patriarca maronita, pidió -en una homilía el 17 de octubre- a los líderes libaneses que dejen de retrasar las conversaciones sobre la formación de un gobierno.
Las organizaciones benéficas católicas en el Líbano continúan ayudando a reconstruir Beirut y brindando apoyo de emergencia a las familias sin hogar. Aid to the Church in Need anunció el 15 de octubre que había comprometido cinco millones de euros para reparar las iglesias dañadas por la explosión, incluida la Catedral maronita de San Jorge y la Iglesia grecocatólica melquita de San Salvador.
Después de la explosión en agosto, la Madre María Rosa Bernardinis, priora del Monasterio de Santa Rita en Casia, dijo: «Cascia tiene un pedazo del corazón del Líbano. Por lo tanto, es a Santa Rita a quien nos dirigimos ahora. Santa Rita, protege Beirut y a todo el pueblo libanés, aliviando sus sufrimientos, dándoles nuevas fuerzas y llevándoles esperanza, la esperanza que infundes en los corazones”.