Vaticano denuncia que la trata de personas creció en internet durante pandemia 

(ACI Prensa)

El tráfico de personas ha crecido como negocio de internet durante la pandemia del Covid-19, denunció el observador permanente de la Santa Sede, Mons. Janusz Urbanczy, que también pidió no dejar de combatir las raíces de este flagelo calificado por el Papa Francisco como “vergüenza para la humanidad”.

El representante vaticano dijo estas palabras la semana pasada durante la 1285° Reunión del Consejo Permanente de la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa (OSCE), que está centrada en la lucha contra el tráfico de personas.

“La pandemia actual de covid-19, debido a los cierres y otras restricciones impuestas en muchos países, proporcionó a los delincuentes la transformación de la trata de personas en un negocio de Internet en constante crecimiento”, expresó Mons. Urbanczy.

El observador permanente de la Santa Sede indicó que las “estadísticas recientes muestran que hay más de 40 millones de víctimas de trata o explotación en el mundo, 10 millones de las cuales son menores de 18 años”, y que “uno de cada veinte son niños menores de ocho años que son víctimas de explotación sexual”.

Asimismo, dijo que “es particularmente preocupante que las víctimas en la región de la OSCE sumen varios millones de personas”, y que solo algunas de ellas vean “a sus traficantes procesados ​​por la justicia penal. La disminución en el número de enjuiciamientos agrava el agravio”.

Tráfico de órganos

Mons. Urbanczy también llamó a no subestimar la trata de personas para la extracción de órganos, un delito que está muy extendido incluso en el área de la OSCE.

“Es necesario un procedimiento concreto acordado para alertar a los profesionales, las autoridades y los organismos competentes sobre el tráfico de órganos. Los profesionales de la salud y las autoridades ya no pueden hacer la vista gorda ante la necesidad de regular los viajes para trasplantes y de prevenir y combatir los delitos relacionados con los trasplantes”, señaló.

«La trata de personas y otras formas contemporáneas de esclavitud son un problema mundial que debe ser tomado en serio por la humanidad en su conjunto», expresó y pidió unir esfuerzos para prevenir este flagelo, comenzando por abordar sus causas.

“En los últimos años, a través de políticas y programas integrales, y mediante el desarrollo de campañas educativas y de sensibilización, se han logrado avances significativos en la identificación y atención de los factores que hacen que las personas sean susceptibles a la trata de personas”.

“Sin embargo, en algunas áreas, muchos de estos factores sociales, económicos, culturales y políticos han empeorado debido a los conflictos armados y la migración forzada”, indicó.

Atacar la raíz del problema

El representante vaticano dijo que una de las prioridades en la prevención de este tipo de esclavitud “sigue siendo garantizar el acceso a la protección social, la educación, el empleo, la atención de la salud y el sistema judicial”, pues “los traficantes suelen explotar la falta o la insuficiencia de cada uno de estos importantes bienes sociales para reclutar nuevas víctimas”.

Además, añadió que “los sobrevivientes, para su rescate, rehabilitación y reintegración, necesitan acceso a servicios de salud física y mental, educación, programas de capacitación y oportunidades laborales que les permitan un nuevo comienzo y protección legal de quienes los obligarían a volver a la esclavitud”.

También llamó a tener en cuenta “que las víctimas y los sobrevivientes son seres humanos y siempre deben sentir que están siendo tratados con dignidad y respeto”, dijo y agregó que en las discusiones es fácil presentar números; sin embargo, se debe tener en cuenta que cada número tiene una cara, un nombre y una historia que contar.

“Permítanme concluir con las palabras del Papa Francisco: ‘La trata de personas representa otra fuente de vergüenza para la humanidad, que la política internacional, yendo más allá de los buenos discursos y las buenas intenciones, ya no debe tolerar. Estas cosas son esenciales; ya no pueden aplazarse’», concluyó Mons. Urbanczy.

Noticias Estados Unidos

Biden respalda los ‘derechos transgénero’ de los niños

 

Personal de CNA, 16 de octubre de 2020/12: 00 pm (CNA) –  

El candidato presidencial demócrata Joe Biden dijo el jueves que los niños pequeños deberían poder cambiar las identidades de género sin ninguna «discriminación».

Hablando en un ayuntamiento en Filadelfia la semana pasada, Biden fue interrogado por una mujer que dijo que tenía un hijo de ocho años que se identificó como transgénero. La mujer le preguntó qué haría con la prohibición de la administración Trump sobre la transición de género en el Ejército y otros «debilitamientos» de las reglas de no discriminación.

Biden dijo que su hija de ocho años debería poder cambiar libremente de identidad de género.

“La idea de que un niño de ocho años o un niño de diez decidan: ‘Sabes que decidí, quiero ser transgénero. Eso es lo que creo que me gustaría ser, me haría la vida mucho más fácil’. No debería haber discriminación en esto”, dijo Biden.

También dijo que «eliminaría» las reglas de la administración Trump que afectan la transición de género: «Voy a cambiar de plano la ley. Eliminar esas órdenes ejecutivas, número uno», aseguró.

Además de prohibir la transición de género en el Ejército, la administración Trump revocó otros requisitos de la administración Obama de que las personas y las organizaciones reconozcan la transición de género de alguien en lugar del sexo biológico.

Estos incluyeron revocar los mandatos de la era de Obama de que los refugios para personas sin hogar de un solo sexo albergan a las personas sobre la base de su identidad de género en lugar de su sexo biológico, y que los médicos realizan cirugías de transición de género a pesar de cualquier objeción ética o médica al procedimiento.

Posiciones de Biden y Trump

El mandato de cirugía transgénero de la era de Obama fue criticado por infringir la libertad de conciencia de los profesionales de la salud. Si bien Biden dijo que anularía las órdenes de la administración Trump, no explicó qué haría con las exenciones religiosas para médicos o organizaciones religiosas sin fines de lucro que tienen objeciones de conciencia a la cirugía de transición de género.

En junio de 2019, la Congregación para la Educación Católica del Vaticano publicó un documento titulado “ Hombre y mujer los creó ”, condenando la llamada teoría de género e insistiendo en que la Iglesia enseña una diferencia esencial entre hombres y mujeres, ordenada en la ley natural y esencial para la familia y el desarrollo humano.

“El efecto [del surgimiento de ideologías de género] es principalmente crear una revolución cultural e ideológica impulsada por el relativismo y, en segundo lugar, una revolución jurídica, ya que tales creencias reclaman derechos específicos para el individuo y la sociedad”, escribió la congregación.

Biden participó en el ayuntamiento la misma noche en que Trump respondió preguntas de los miembros de la audiencia en un ayuntamiento en Miami, dos semanas después de que dio positivo por covid-19 el 1 de octubre.

A Trump se le preguntó sobre el aborto en su intervención, pero no respondió directamente a la pregunta. Un miembro de la audiencia le preguntó sobre un escenario en el que Roe v. Wade —la decisión de la Corte Suprema de 1973 que legalizó el aborto— es anulada.

El votante republicano registrado le preguntó a Trump «qué protecciones se establecerían o mantendrían» para las madres con embarazos de alto riesgo cuyas vidas están en peligro si se anula a Roe.

El presidente Trump no respondió qué “protecciones” podría considerar y se negó a decir si se revertiría Roe. «No voy a fallar sobre esto», dijo y agregó que no había hablado con candidatos anteriores a la Corte Suprema sobre Roe.

El caso Barret

Trump nominó recientemente a una jueza de la corte de circuito federal católica, Amy Coney Barrett, para llenar la vacante de la Corte Suprema dejada por la muerte de la difunta jueza Ruth Bader Ginsburg. El Comité Judicial del Senado concluyó una serie de audiencias sobre la confirmación de Barrett el jueves, y se espera que el comité vote el 22 de octubre.

En esas audiencias, Barrett se negó a opinar sobre los casos de la Corte Suprema para no dar un «pronóstico» de cómo podría fallar en el tribunal si se presentaba un caso de aborto ante ella.

Trump dijo el jueves que no quería «influir» en ninguna decisión futura de Barrett, ya que ella aún no ha sido confirmada por el Senado.

“Me gustaría ver a un jurista brillante, una persona brillante, que ha hecho esto con gran profundidad y que de hecho ha eludido este tema durante mucho tiempo, tomar una decisión. Y es por eso que la elegí [Barrett]”, dijo Trump. «No le dije qué decisión tomar, y creo que sería inapropiado decirlo ahora mismo, porque no quiero hacer nada para influir en ella».

La anticipación de que la Corte Suprema podría reconsiderar Roe, el fallo de 1973 que legalizó el aborto en los 50 estados, ha aumentado en los últimos años. En 2019, Alabama promulgó una prohibición de casi todos los abortos en el estado en lo que se consideró un intento de presentar un desafío a Roe ante la Corte Suprema.

En un debate presidencial de 2016, Trump prometió nombrar jueces de la Corte Suprema “provida” que eventualmente podrían revocar Roe v. Wade.

«Si ponemos otros dos, o quizás tres, jueces en [la Corte]», dijo Trump, «eso sucederá automáticamente, en mi opinión, porque estoy poniendo jueces pro-vida en la Corte», dijo Trump sobre la revocación Hueva.

Sin embargo, el jueves objetó la cuestión de revocar a Roe.

Otro miembro de la audiencia le preguntó a Trump sobre el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). En 2017, la administración dijo que cerraría el programa y le dio al Congreso una ventana de seis meses para promulgar partes del programa en ley, lo que no hizo.

En junio, la Corte Suprema dijo que el esfuerzo de la administración para terminar con DACA era ilegal y devolvió el asunto, diciendo que aún podía terminar el programa, pero que tenía que hacerlo de manera legal.

Una mujer que dijo ser hija de inmigrantes que huyeron de la persecución en Polonia y Rusia le preguntó a Trump si su administración seguiría intentando acabar con DACA en su segundo mandato.

“Nos vamos a ocupar de DACA. vamos a cuidar de Dreamer [sic]”, dijo Trump sin especificar qué acciones tomaría su administración en el programa. Luego mencionó que se han construido más de 400 millas de muro fronterizo en su primer mandato.

Cuando la moderadora de NBC, Savannah Guthrie, señaló que actualmente no se permiten nuevos solicitantes de DACA, Trump respondió que «queremos que la gente entre a nuestro país» pero que lo haga «legalmente» y con un «sistema de méritos».