Ciudad del Vaticano, 10 de septiembre de 2020 (CNA) – Las instituciones educativas católicas se enfrentan a una “situación dramática” como resultado de la crisis del Coronavirus, dijo el jueves un dicasterio del Vaticano.

En una carta circular fechada el 10 de septiembre, la Congregación para la Educación Católica dijo que, sin el apoyo del gobierno, las escuelas católicas “corren el riesgo de cerrar o reducir radicalmente su plantilla”.

También dijo que el paso a las plataformas digitales durante los bloqueos a nivel nacional había expuesto “una marcada disparidad en las oportunidades educativas y tecnológicas” entre los niños del mundo.

“Según algunos datos recientes proporcionados por agencias internacionales, cerca de 10 millones de niños no podrán acceder a la educación en los próximos años, aumentando la brecha educativa que ya existía”, dice la carta, firmada por el prefecto de la congregación, el cardenal Giuseppe Versaldi. y el secretario, el arzobispo Angelo Vincenzo Zani.

La carta, publicada en L’Osservatore Romano, elogió a las instituciones católicas por adaptarse a la crisis. Pero enfatizó que la educación a distancia no sustituye al contacto directo entre estudiantes y profesores.

La congregación instó a los educadores católicos a trabajar juntos mientras enfrentan los desafíos planteados por la pandemia.

Concluyó expresando su “cálida apreciación” por los esfuerzos del personal de las escuelas y universidades católicas para seguir educando a los estudiantes “a pesar de la emergencia sanitaria”.